METODOLOGÍA DE CLASIFICACIÓN DE RIESGO DE EMPRESAS DE LEASING Y DE LOS INSTRUMENTOS EMITIDOS POR ÉSTAS (RESUMEN)

La clasificación de riesgo de empresas de leasing y de los instrumentos emitidos por éstas consta de una etapa previa en la que se verificará que el emisor posea información válida y representativa para un período mínimo de dos años. Si así ocurriera, se aplicará una prueba de corte que indicará si el emisor presenta ciertos aspectos negativos que determinan que su capacidad de pago sea considerada insuficiente. En caso este análisis previo demuestre la consistencia de la información del emisor, se procederá entonces al desarrollo de la evaluación completa del mismo. Analizando entre otros aspectos tales como: el endeudamiento, el calce, la rentabilidad,etc.

Adicionalmente se observarán aquellos indicadores referidos al riesgo financiero tales como: la diversificación por activos adquiridos, que tiene por finalidad evaluar el grado de concentración en determinados tipos de activos, la diversificación por sector económico, que mide la proporción en que se encuentran concentrados los activos por sector económico, la diversificación por tipo de leasing, que evalúa la proporción de los activos financiados a través del mecanismo de leasing financiero y de leasing operacional, así como los resultados no operacionales en donde se analizará la proporción que representan los ingresos no operacionales y extraordinarios dentro de los resultados totales, para determinar qué proporción de ellos proviene de actividades ajenas al giro del negocio de leasing.

Contingencias y compromisos también serán evaluados, así como el acceso al crédito y aquellas operaciones con personas relacionadas, lo que tiene por objeto identificar aquellas operaciones realizadas con personas relacionadas y analizar las condiciones generales de los contratos pactados. A priori, no se considera negativo éste tipo de operaciones, siempre que ellas se enmarquen en condiciones de mercado. Asimismo se considera la evaluación de indicadores complementarios enfocados hacia la perspectiva de la empresa, para éste efecto se estudiará el entorno en que se desenvuelve la empresa, determinando el grado de riesgo de la industria de leasing, así como la posición de la empresa en su industria.

La Clasificadora, según su criterio, evaluará el riesgo de la industria de leasing como un todo en el país, para lo cual se analizarán independientemente los factores relevantes que afectan dicho riesgo, determinando el nivel de riesgo asociado. Este análisis se complementa con la evaluación de la posición de la empresa que tiene por objeto determinar el desempeño relativo del emisor dentro de la industria y el grado de riesgo que ello representa para la estabilidad futura de su capacidad de generación de ingresos. Se analizaran al menos los siguientes elementos: Participación de mercado, clientes, distribución geográfica, nacional e internacional, liderazgo, proveedores grado de riesgo de sustitución al que se exponen los servicios de la empresa en relación a otros servicios eventuales, eficiencia relativa de la empresa en la presentación de servicios, así como cualquier otra variable que se considere relevante.

Se incluye dentro de la evaluación el análisis de la administración y propiedad, que tiene por objeto capturar información respecto a la gestión de la empresa y de la estructura de la propiedad, de tal forma de complementar el análisis de su capacidad de pago, tratando de detectar factores de riesgo que pudieran afectarla. Estos aspectos se analizaran de tal manera que los antecedentes evaluados lleven a concluir que los procedimientos administrativos de la empresa, así como su estructura de propiedad, representan o no un riesgo para la estabilidad de la solvencia futura del emisor, con el consecuente efecto sobre su capacidad de pago esperada.

Posteriormente a la evaluación del emisor que hemos venido describiendo, se procederá a la evaluación de las características del título pretendiendo determinar si el bono tiene atributos especiales respecto a su pago que representen una protección adicional para el tenedor. Para efectos de evaluar las características del título se distinguirá entre resguardos y garantías. Entendiéndose por resguardos aquellas cláusulas del contrato de emisión en las que el emisor se compromete a mantener algunos de sus indicadores financieros dentro de ciertos márgenes o someter sus operaciones a ciertas restricciones, o cumplir determinadas condiciones en sus negocios tendientes a evitar efectos negativos para los tenedores de los títulos, cuyo incumplimiento genera, por disposición expresa del contrato de emisión, la exigibilidad inmediata del pago de la obligación. Las garantías de un título son todas aquellas cauciones, reales o personales, que se estipulan en el contrato de emisión del mismo, tales como la fianza, la prenda, la hipoteca, etc., que tienen por objeto proteger el pago de las obligaciones del instrumento.

La clasificación final del título de deuda será el resultado de la ponderación de la clasificación final del emisor y de la calificación de los resguardos y garantías del título o bono de acuerdo a la evaluación efectuada. Cabe precisar que si bien durante el proceso de clasificación se aplica el criterio metodológico establecido por la Clasificadora, también constituye un factor importante en dicho proceso el juicio y el criterio tanto del analista como del Comité de Clasificación, quien asignará finalmente la clasificación del emisor y sus instrumentos.

 
 
Derechos Reservados © Equilibrium Clasificadora de Riesgo S.A.
Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso de la Empresa.
Consultas a equilibrium@equilibrium.com.pe